Villarreal CF 5-1 Real Betis: Manita en La Cerámica

Derrota clara del Betis en Villarreal que se fue con cinco goles encajados y muy malas sensaciones de los centrales.

Manita del Villarreal CF ante el Real Betis. Los de Rubi no plantearon mal partido pero acabaron siendo apalizados a la contra. Moreno, Cazorla, Chukwueze y Ekambi por partida doble fueron los goleadores del submarino amarillo. Emerson marcó el gol del Betis.

Salía el Betis con Joel Robles en portería, Emerson en el lateral diestro, Álex Moreno en el izquierdo, Feddal y Bartra pareja de centrales, doble pivote para William Carvalho y Canales, Pedraza interior zurdo, Joaquín por el diestro y doble punta para Loren y Borja Iglesias.

El conjunto local por su parte formaba con Asenjo bajo palos, línea defensiva para Peña, Albiol, Pau Torres y Quintillá, Iborra, Anguissa y Cazorla en el medio, Moi Gómez y Ekambi en las alas y Gérard Moreno de delantero.

La primera mitad transcurrió sin muchas ocasiones, con los dos equipos midiéndose y respetándose quizás en exceso. Estuvo el Betis mucho más sólido defensivamente que en anteriores partidos, al menos en la primera mitad. De hecho el Villarreal solo generaba peligro cuando la cogía Cazorla, que filtró varios pases impresionantes especialmente uno a Rubén Peña donde Joel realizó una gran parada a bocajarro. Lo intentaba el Betis por la banda izquierda, donde Álex Moreno fue el mejor de los de Rubi. El catalán le ha dado un salto de calidad el lateral zurdo del Betis, tanto en ataque como en defensa. Poco a poco el Betis se fue echando atrás, lo que propició las llegadas del Villarreal, que incluso llegó a meter un gol que fue anulado por claro fuera de juego de Ekambi. Sin embargo, el costamarfileño no perdonó a la segunda. En el minuto 39 se adelantó a un córner botado por Cazorla que cabeceó muy bien al palo largo. El Betis volvía a empezar un partido por debajo en el marcador, algo que ha hecho en todos sus partidos salvo la derrota en Barcelona y el empate a nada en Pamplona. Llegaba el descanso con la sensación de que el Villarreal estaba por delante con muy pocos méritos.

La segunda parte empezó muy bien para el Betis. Emerson en el minuto 48 empató el partido con disparo seco cruzado desde la derecha tras una muy buena jugada de Borja Iglesias dentro del área. Estaba mejor el Betis, pero Calleja realizó un cambio clave que le daría el partido, dando entrada a Samu Chukwueze. El nigeriano no tardó en dejar su marca provocando un muy dudoso penalti por entrada de Bartra. Muy mal partido del central catalán, que cada día pide más un estancia larga en el banquillo. Cazorla no perdonó y puso al Villarreal por delante en el marcador. Pudo empatar el partido del Betis con dos disparos de Álex Moreno y Carvalho, pero Asenjo desvió ambos lanzamientos. El desastre llegaría en el minuto 76, cuando Ekambi culminaría un contragolpe muy mal defendido por el Betis. Incomprensible Emerson en la marca, que no estaba ni cerca del africano que logró su doblete a placer. Ya a partir del 3-1 el Betis se lanzó arriba dejando muy poca gente en defensa, lo que a posteriori provocaría los goles de la puntilla de Gerard Moreno y Chukwueze en el descuento.

Derrota incontestable del Betis que no mereció encajar cinco pero que se va para Sevilla con un saco de goles y con la sensación de que lo del Levante fue un espejismo.

Diego Hernández Pérez

Redactor jefe del Real Betis Balompié en El Diario Deportes Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *