Real Betis 2-3 FC Barcelona: Un partidazo que acaba sin premio

Tremendo encuentro entre catalanes y andaluces en el que los verdiblancos pudieron ganar.

Derrota del Real Betis en su partido en casa ante el FC Barcelona. Los de Setién se llevaron los tres puntos a base de posesión y acierto en el balón parado, pese al buen hacer del Betis y en especial de Fekir en la primera parte. Un buen partido de los de Rubi, que sin embargo ven como una mezcla de malas decisiones arbitrales y despistes defensivos le dejan sin sumar.

Salía el Betis con Joel Robles, Mandi y Bartra pareja de centrales, Emerson y Álex Moreno en los laterales, mediocampo poblado, con el retorno de William Carvalho, Guido Rodríguez, Canales y Aleñá, enganchando Fekir y en punta Borja Iglesias.

Setién por su parte alineaba a Ter Stegen bajo palos, línea defensiva para Semedo, Umtiti, Lenglet y Junior, mediocampo formado por Sergio Busquets, Frenkie de Jong, Vidal y Sergi Roberto y arriba Antoine Griezmann y Messi.

El partido empezó de manera trepidante, ya que una genialidad de Fekir acababa en un claro penalti por mano de Lenglet. Tras consultarlo con el VAR fue pitado y Canales no perdonó desde los once metros. Planteó el Betis una presión en zona de salida de Barcelona y una defensa muy adelantada, algo que parecía que le iba bien hasta que los catalanes lograron superar la presión y Messi, con un pase estratosférico picado por encima de la defensa, dejaba solo a De Jong que definió sin problemas. Minuto 10 y ya teníamos dos goles en el marcador. Tras el empate el Barcelona tuvo sus mejores minutos, con ocasiones de Messi y Griezmann que no remataron bien los delanteros del conjunto blaugrana. Pero en estas, llegaría la exhibición de Nabil Fekir. El francés, tras una jugada individual muy buena, remató seco al palo largo desde fuera del área para poner al Betis por delante. Espectacular tanto del mediapunta, que después dio un recital de pisadas, regates, caños y rabonas que por poco ponen el tercero en el marcador. Sufría el Barcelona de Setién, pero encontró su premio en el último minuto. Una falta dura en el mediocampo de Mandi terminó en un centro medido de Messi que acabó en las botas de Busquets que fusiló a Joel. Fallo defensivo de Bartra y William, que piden falta pero realmente se estorban entre ellos, y empate del Barcelona en el último minuto. Se marchaba el Betis enfadado con el árbitro, no solo por este gol sino por la no expulsión de Sergi Roberto, al que le perdonaron la segunda amarilla mediada la primera mitad.

La segunda mitad fue radicalmente opuesta a la primera. Tras el descanso, el Barcelona tuvo mucha más posesión en campo del Betis y los de Rubi optaron por defender más en bloque bajo. El gran protagonista de la segunda mitad fue Messi, pero no fue por sus goles, sino por sus fallos de cara a puerta. Una faceta poco vista del astro argentino, que se estrelló una y otra vez frente a Joel, que estuvo espectacular en la segunda mitad. El partido transcurría sin muchas incidencias hasta el minuto 72, donde se vino abajo todo lo bueno hecho por el Betis. De nuevo a balón parado, esta vez Lenglet de cabeza, ponía por delante al Barcelona en el marcador por primera vez en el partido. Tras esto comenzó el show del colegiado, que acabó de nuevo como protagonista en un partido en el Villamarín. Primero expulsó a Fekir por una doble amarilla por protestar (absurda), luego expulsó a Lenglet también por segunda amarilla. El partido se calentó por culpa del colegiado, lo que estaba siendo un espectáculo de fútbol pasó a ser una serie de choques y falta. Para más inri, el colegiado perdonó un penalti clamoroso de Bartra a Messi sin razón aparente. Un partidazo ensuciado por la actuación arbitral de los últimos minutos, pero partidazo al fin y al cabo.

Diego Hernández Pérez

Coordinador de El Diario Deportes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *