CFR Cluj 1-1 Sevilla FC: La crisis continua

Tras el empate en casa con el Espanyol, el Sevilla volvía a la Europa League con un empate contra el CFR Cluj para la desilusión de muchos

El Estadio Dr. Constantin Rădulescu ha sido el escenario de este encuentro de dieciseisavos de final de la Europa League contra el Sevilla. Era una noche fría en Rumania cuando arrancaba el encuentro con problemas técnicos en el VAR y con un once del Sevilla en el que no había muchas novedades, salvo por la ausencia de Banega o Reguilón . El conjunto hispalense comenzaba con el control del balón con un juego de toque ante un rival muy limitado en cuanto a nivel futbolístico. Comenzaba las ocasiones de peligro en el área rumana con el centro de Escudero a De Jong que conseguía llegar pero no lo suficiente para acabar en portería. Sin embargo, también el área de los sevillistas también corría peligro ante un Cluj que conseguía jugar coordinados y aprovechando las ocasiones que se les presentaba. El Sevilla comenzaba a no estar a la altura de la situación y se veía dubitativo en el campo. De Jong era uno de los hombres más comentados del partido por estar siempre en el sitio correcto para intentar rematar. Un juego de Escudero que casi llega el jugador holandés ponía en alerta al equipo rumano que estaba bastante centrado y compitiendo de manera correcta. A los veinte minutos de la primera parte llegó la ocasión más peligrosa con un remate que casi llegó a Koundé y que podía haber sido el primer gol de la noche. Otro de los hombres que ha sido muy mencionado fue Suso, un jugador que ha estado en casi todas las ocasiones en el partido. Marca un centro que cabeceó De Jong pero que de nuevo no acabó entre los palos. Los remates llegaban al área rumana pero los goles se escapaban de las manos de los jugadores sevillanos, una primera parte bastante discreta donde las ideas no estaban claras en el campo.

Si la primera parte fue tan fría como el tiempo en Rumanía, el Sevilla llego del vestuario en el arranque de segunda parte como un fantasma, inexistente. Los de Lopetegui llegaron dormidos con tres corners consecutivos, uno de ellos por Vaslik que vio peligro en el área. La lentitud del equipo sevillano destacaba cada vez más por momentos, una ventaja clarísima para el rival. Pero no todo se quedó ahí, ya que lo peor llegó después con la mano de Kounde que fue revisada por el VAR y el árbitro sentenció lo que tarde o temprano iba a ocurrir: un penalti a favor del Cluj que acabó en un gol claro de Deac en el minuto 58 de partido. Continuo el partido sin muchas novedades en cuanto al juego hispalense con una ocasión de gol pitada por fuera de juego. Una línea defensiva que dejaba mucho que desear. Entraron al campo En Nesyri y Rony Lopes como una bocanada de aire fresco que trajo la suelte del tanto del jugador marroquí que supo a gloria para maquillar la mala situación de un Sevilla que no estuvo dando la altura. Rony Lopes también tuvo su ocasión de gol que acabó en un despeje del portero como una oportunidad para adelantarse en el marcador. Los de Lopetegui siguen estando bastante desorientados en el campo, un Sevilla que pasó miedo en Transilvania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *