Triunfo cómodo de los muchachos de José María Gutiérrez que refuerzan el puesto de su míster con esta victoria.

Salía el Almería con Fernando Martínez bajo palos, David Costas y Maras pareja de centrales, Balliu y Martos en los laterales, doble pivote para De la Hoz y Vada escoltados por Corpas y Villalba en las alas, arriba doble punta formada por Juan Muñoz y Darwin Núñez.

El Deportivo por su parte alineaba a Dani Giménez en portería, línea de tres centrales para Sadick, Nolaskoain y Montero, carriles para Bóveda y Mollejo, mediocampo formado por Uche Agbo, Gaku, Aketxe y Çolak y en punta Sabin Merino.

El partido comenzó de manera negativa, ya que tuvo que retirarse Bóveda por lesión tan solo a los 6 minutos de juego. En lugar del ex del Athletic Club entraría Hugo Vallejo. Avisó de primeras el Almería con un disparo de Juan Muñoz desde fuera del área, pero fue rechazado. No avisarían dos veces los muchachos de José María Gutiérrez, ya que Darwin Núñez, tras ganarle de manera magistral la posición a la defensa deportivista, batió a Dani Giménez fusilando desde el área chica. Gran gol del uruguayo, que demostró sus cualidades físicas y técnicas en este primer tanto del partido. A partir del gol el partido se volvió brusco, con muchas faltas, intentando el Depor sacar algo de esta condición pero el disparo de Uche Agbose marchó alto. Cuando parecía que podían despegar los visitantes volvieron a golpear los locales, concretamente en el minuto 28 con el gol de Balliu. Buen gol del lateral que batió por bajo a Giménez tras un centro por Corpas. Intentó el Deportivo recortar distancias, sobretodo por medio de Emre Çolak. El turco fue el más activo del lado gallego, pero no consiguió ver puerta en ninguno de los disparos que realizó en esta primera mitad. Al final, el Almería se marchó con un resultado muy positivo al descanso, mandando a dormir a cualquier fantasma que sobrevolase hoy los Juegos del Mediterráneo.

La segunda parte fue mucho más plácida para el Almería que la primera. De hecho, los de José María Gutiérrez pudieron marcar en dos ocasiones en los primeros minutos, pero los disparos de Fran Villalba primero y David Costas después se marcharon desviados. No tardarían los rojiblancos en matar definitivamente el encuentro, ya que en el minuto 52 Juan Muñoz aprovechaba un despeje al centro de Dani Giménez y batía la meta deportivista por tercera vez esta noche. Con el 3-0 ya en el marcador poco podía hacer el Deportivo más allá de lanzarse al ataque a cuerpo descubierto, algo que le acabaría pasando factura al final. El Almería dio un pasito hacia atrás, algo que aprovecharon los gallegos para generar ocasiones, pero los disparos de Mollejo, Çolak o Aketxe no consiguieron batir la meta defendida por Fernando Martínez. Al final, con un Depor totalmente volcado en ataque y sin intensidad defensiva, Darwin Núñez aprovechó la situación para rematar a placer una asistencia de Corpas y marcar el cuarto. Victoria cómoda y plácida del Almería que sirve para ahuyentar fantasmas y reforzar la figura de Jośe María Gutiérrez.

Por Diego Hernández Pérez

Coordinador de El Diario Deportes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *