La clausura de todas las competiciones permite el ascenso directo.

El Club Adesal de balonmano femenino del barrio de la Fuensanta, Córdoba, consigue ascender a la máxima categoría. Por segunda vez desde 2015, este club de barrio competirá la próxima temporada en la Liga Iberdrola.

Todo viene de la decisión tomada por la Real Federación Española de Balonmano por la crisis del coronavirus. A falta de tres jornadas para la conclusión de la liga, la entidad decidió dar por finalizadas todas las competiciones. Así, los cuatro primeros clasificados de la División de Honor de Plata suben a Primera. El Adesal se encontraba líder del Grupo D con 39 puntos.

De esta forma vuelve el balonmano profesional de manos del conjunto cordobés que espera con gran ilusión comenzar su sueño en la Primera División del balonmano femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *