La empresa de rehabilitación de lesiones pide una compensación por rescindir de su contrato.

La empresa Clínicas Beiman denuncia a la Unión Futbolística Cordobesa SAD con 300.000 euros. Como informa Diario Córdoba, Beiman hace esta demanda al no conseguir una subrogación de su contrato. Ese documento fue firmado con la entidad blanquiverde con una extensión de diez años. De esta forma, la clínicas entienden que la multa es una forma de pago como una rescisión unilateral entre ambas partes.

La corporación de rehabilitación de lesiones abandonó el club el 5 de febrero después de que los administradores judiciales del Córdoba FC rescindiesen el contrato en vigor. Una primera reclamación se presentó a la RFEF. La Federación no la aceptó y aconsejó que lo solucionasen en los tribunales de la ciudad cordobesa. Ya está en proceso el pago de unos 80.000 euros, a la espera de la ejecución del resto.

El equipo cordobés ha tenido tres proveedores médicos en menos de un año. Con cada uno de ellos también ha habido problemas legales. Se siguen sumando los los problemas para el club de la capital de Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *