El francés habla sobre su temporada en el Sevilla y su relación con Sampaoli.

Samir Nasri repasa su paso por el Sevilla FC a través de un vídeo publicado en las redes sociales. El francés llegó en la temporada 2016/2017 como cedido procedente del Manchester City.

El jugador muestra sentir mucho afecto por su técnico aquella temporada, Jorge Sampaoli. «Tuve una relación de amistad con Sampaoli. Fue un amigo, no un entrenador. Y con Juanma Lillo fue una relación de padre e hijo». De hecho, tenían tanta confianza que el entrenador argentino le permitía «beber, salir en una discoteca» mientras que fuese «bueno en el campo el fin de semana».

Su comienzo en el club hispalense fue muy bueno. Pero todo comenzó a decaer tras un tratamiento al que se sometió. «Lo que sucedió en Los Ángeles arruinó mi temporada. Era una inyección de vitaminas, legal y tenía una receta médica. La clínica me inyectó mucho más producto de lo esperado». La sanción y esta situación le afectó tanto que «el fútbol se acabó para mí. Ya no quería jugar al fútbol».

Por último hace un balance muy positivo de aquella plantilla. Reconoce que eran «uno de los mejores equipos de Europa» y que durante unos 6 fueron «tan fuertes como el Barça y el Real Madrid».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *