El lateral derecho del cuadro nazarí se rompió el ligamento anterior cruzado el pasado 10 de diciembre.

Quini comienza a vislumbrar la luz al final del túnel. El lateral derecho del Granada CF se lesionó el 10 de diciembre ante el Alavés. Esta lesión se trató de la rotura del ligamento anterior cruzado de su rodilla derecha. El jugador cordobés estaría seis meses de baja y decía adiós a la temporada. Pero el pasado miércoles se reincorporó al césped según El Desmarque.

Después de cinco meses desde la operación el 26 de diciembre, vuelve a probar con entrenamientos suaves. Así da inicio a la parte final de su recuperación rodeado de sus compañeros y siguiendo las pautas de prevención del COVID-19. Aunque no podrá volver a los partidos restantes de la temporada.

Al igual que el lateral también se lesionó de larga duración el colombiano Neyder Lozano. Ambos se dieron de baja para poder incorporar a la plantilla los fichajes de Gil Dias y Antoñín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *