La organización explica que se despidieron jugadores con contrato en vigor y en situación de ERTE.

La Asociación de Jugadores de Balonmano (AJBM) denunció al Puente Genil por despedir a algunos jugadores con contratos en vigor. Según indica el comunicado colgado en sus redes sociales, los deportistas no pueden ser despedidos como un trabajador de una obra. Estos tienen estipulados unos años vinculados con el club que se debe de cumplir y más si estaban en situación de ERTE.

El mismo equipo cordobés se defendió diciendo que se puede extinguir un contrato cuando la competición es cancelada como lo recoge el Real Decreto 1006/1985 en su artículo 13. Aún así, la organización de balonmano indica que esa ley no es vinculante en este caso.

El otro conjunto que hizo lo mismo fue el Abanca Ademar. Ambos dan a entender que no han cometido nada ilegal. Incluso se especula que al comienzo de la competición podrían volver a contratar a esos jugadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *