La plantilla, el presidente del Cádiz y un psicólogo las claves para su cambio de opinión.

La reconversión de Fali para su vuelta a los entrenamientos no fue un camino fácil. El central del Cádiz CF tenía bien claro que no volvería a jugar hasta que no se solucionase el caso del coronavirus. Pero una serie de personas hicieron que cambiase de opinión. El mismo jugador valenciano dijo en COPE que no fue fácil para él tomar esta decisión.

Por un lado están su club. La entidad al completo sabía que era un problema que debía solucionarse de forma razonada. Manuel Vizcaíno, presidente del conjunto amarillo, declaró que trataba la crisis de Fali como una enfermedad y que no pensaba de ponerle una sanción. Los mensajes de ánimo siguieron llegando de todos lados. Sus compañeros animaron y escucharon al defensa cuando lo necesitó según informa Diario de Cádiz.

Otro factor determinante fue la ayuda psicológica que recibió. El propio futbolista se puso en contacto con el psicólogo que le ayudó a superar su fobia a volar. Inició las mismas terapias y parece que han dado sus frutos.

Por esa razón, Fali agradeció en la radio a toda la familia cadista por todo el cariño y fuerzas que le mandaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *