Esta semana se iniciarán otros procesos que atañan al futuro de la entidad cordobesa.

Infinity vuelve esta semana a los juzgados. Después de pasar a la fase dos, los juicios se retoman. Esta situación provoca que la empresa espere la resolución de la compra de la unidad productiva el pasado cinco de diciembre. En propiedad de la Unión Futbolística Cordobesa espera el respaldo judicial y su confirmación para la apertura de un segundo concurso de acreedores.

También creen que se avanzará en el enfrentamiento entre Azaveco y Aglomerados Córdoba por el control de la Sociedad Anónima Deportiva del club cordobés. De esta última empresa, su presidente Jesús León es juzgado por su gestión cuando la entidad califal estaba en su poder.

Los fallos finales decidirán el futuro del equipo y de la plantilla. El proyecto de Infinity sigue trabajando en la cuerda floja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *