El central del Recreativo se lesionó del tendón de Aquiles hace dos años y no ha logrado superar sus dolencias.

Iván González, jugador del Recreativo de Huelva, cuelga las botas después de no haber sido capaz de superar su lesión del tendón de Aquiles. Así lo ha comunicado a través de sus redes sociales. El defensa de 32 años sufrió esta dolencia hace dos años. Desde entonces nunca volvió a jugar intentando recuperarse año tras año.

Era esperado que el central malagueño anunciase su retirada tarde o temprano. El de Torremolinos jugó en España en las categorías inferiores del Málaga, el Castilla y Alcorcón hasta firmar en el 2018 con el club onubense. Desde entonces, el Recreativo le ofreció su apoyo e incluso una opción de renovar su contrato.

Finalmente pone punto y final a una carrera lastrada por esa grave lesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *