El defensa asturiano jugó en el Sevilla durante 16 temporadas convirtiéndose en una leyenda sevillista.

Marcelino Vaquero González del Río, más conocido como Marcelo Campanal o Campanal II, falleció a la edad de 88 años. Uno de los mayores emblemas del sevillismo que militó en el Sevilla FC durante 16 temporadas. En 2011 recibió el título de III Dorsal de Leyenda de la entidad y su figura se encuentra en el mural de los mitos del Sevilla en el Sánchez-Pizjuan.

El central asturiano llegó a la capital andaluza en 1950 con 19 años. Su tío Guillermo Campanal, entrenador del equipo, lo hizo debutar. Desde entonces nadie pudo quitarlo del puesto de titular. En ese tiempo fue subcampeón de Liga en dos ocasiones, aunque no ganó ningún título. En 1954 fue condecorado con el galardón de mejor futbolista español del año. Con 34 años se marcharía al Deportivo de la Coruña, luego Iliturgi y por último al Real Avilés.

Después de su retirada practicó diferentes modalidades en atletismo consiguiendo un amplio medallero. Como defensa fue uno de los más temidos por jugadores como Di Stéfano o Kubala. El último deseo de Campanal fue que le enterrasen en su querida Sevilla. Donde forjó su leyenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *