El entrenador del Granada es uno de los mejores a la hora de mantener a todos los jugadores enchufados.

«La clave del éxito del Granada, un vestuario unido». Esta es una de las claves para Diego Martínez, técnico del Granada CF, para afrontar el regreso de LaLiga. El gallego lleva entrenando al equipo nazarí dos temporadas y parece que su plantilla le viene como anillo al dedo.

Después del ascenso viene la tarea difícil, mantenerse. Más para un club que cuenta con un gran número de jugadores cedidos y que cada uno tiene una forma distinta de jugar. Y quizás ese problema haya sido la clave del éxito. Una variedad de futbolistas que no suele verse en equipos recién ascendidos.

Pero también la rotación. Plantillas que tienen luchan en la zona de descenso mantienen un once tipo porque ese es su único objetivo y porque el banquillo no da para más. El entrenador del cuadro nazarí tiene una fe ciega en toda su plantilla y no tuvo miedo a hacer modificaciones en los partidos. Así daba la oportunidad a que todos aportasen y a que estuviesen todos enchufados. Solo de esta manera se puede explicar el éxito de la Copa del Rey y que se mantengan a solo cuatro puntos de Europa.

Porque puede alternar y preparar diferentes estrategias durante los encuentros. Porque de esta forma crea un estilo de juego más indetectable para los rivales. Porque todos está a un nivel de forma óptimo para competir en cualquier momento. Y sobre todo mentalmente son muy fuertes porque están llenos de confianza. Están unidos. Ahora habrá que ver si en el tramo final todo este trabajo de autor logra ese sueño de la Europa League

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *