El club de baloncesto granadino consiguió una de las proezas más grandes de este deporte en España.

Pocos podían esperar que un equipo fundado en 2012 alcanzase la LEB Oro en solo seis años. Ese fue el caso del Covirán Granada. Una ciudad donde el baloncesto no fue primordial en la vida deportiva de los nazaríes. Un conjunto que compitió su primera temporada en la Primera Nacional Andaluza con jugadores no profesionales.

Con mucho esfuerzo y constancia consiguieron ganar el título de esa categoría y ascender a la Liga EBA. Esas dos temporadas siguientes el objetivo era la permanencia. Pero en la 2013/14 estuvieron cerca de la parte alta y en la 2014/15 quedaron terceros disputando el ascenso.

Ese 24 de mayo de 2015 vencieron al UCAM Murcia. Esa tarde los granadinos consiguieron la gloria del ascenso. Una de las sorpresas más inesperadas en la historia de la categoría. Sin embargo, sus éxitos no se quedaron ahí.

En 2017 y 2018 ganaron la Copa LEB Plata. Ese mismo año quedarían primeros en la competición y llegarían a la LEB Oro. Un equipo de la Primera Andaluza compitiendo en la Segunda División de baloncesto en solo seis temporadas de existencia.

Solo ellos pueden saber donde está su techo. De momento, la celebración consiste en recordar esos cinco años de su locura, de su ascenso a la LEB Plata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *