La entidad cordobesa optó por este sistema desde el pasado 23 de abril para paliar las consecuencias económicas del cierre de la competición.

El Córdoba CF anunció que finalizará el ERTE a sus empleados el próximo 30 de junio. El objetivo es comezar el mes de julio con total normalidad. Esta medida llevaba activa desde el 23 de abril cuando se preveía la finalización de la competición. De esta forma, la cúpula de Infinity pretendía afrontar las pérdidas económicas. Se calcula en torno a unos 500.000 euros ahorrados por la entidad cordobesa durante este tiempo.

Los jugadores llegaron a un acuerdo del club para reducir sus fichas a cambio de no reducir demasiado el sueldo de los trabajadores más humildes. Después del anuncio de la campaña de abonados, la Junta actual pretende normalizar cada vez más la situación en la capital califal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *