El equipo de Mario Silva jugará 4 de los últimos 6 partidos como local para afrontar la lucha por el ascenso directo.

El Almería no ha regresado de la mejor manera en el reinicio de la Liga SmartBank. Tras vencer al Zaragoza hace dos jornadas, parecía que el ascenso directo se veía a tiro de piedra. Pero, la derrota en la siguiente jornada por 0-1 ante el Alcorcón, provocó la destitución de José María Gutiérrez y la incorporación de Mario Silva al banquillo.

Su debut fue un jarro de agua fría, después de que se le escaparan dos puntos en Miranda tras un penalti en los últimos minutos de partido. Los almerienses ocupan la cuarta posición en la tabla y están a cuatro puntos de la segunda plaza del Zaragoza. A falta de seis jornadas para el final de la liga regular y con todavía 18 puntos por disputar, el objetivo del ascenso directo sigue siendo posible.

Los rojiblancos disputarán cuatro partidos en el Mediterráneo, lo cual sería una gran ventaja en caso de que hubiera público en los estadios. Pero, con la situación actual, el Almería no ha sido capaz de ganar en su campo tras el parón. Ambos encuentros disputados en su estadio se saldaron con derrota por 0-1 frente a Las Palmas y al Alcorcón.

El Almería recibe mañana al Sporting de Gijón, equipo asentado en la media tabla, pero que se encuentra tan solo a dos puntos de la sexta plaza que otorga derecho a disputar el «play-off» de ascenso. La siguiente jornada recibirá al Tenerife. Y, para finalizar la competición, cerrará con otros dos partidos en el Estadios de los Juegos del Mediterráneo, recibiendo al Rayo Vallecano y al Málaga en la última jornada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *