La entidad cordobesa alega que sería un acto ilegal al entrar en el concurso de acreedores posteriormente a la venta de los carnets en el verano 2019.

El Córdoba CF oficializa a través de sus redes sociales que no podrá devolver el importe de los abonos de temporada comprados en el verano de 2019. Esta situación se debe a la llegada de Infinity. Cuando la empresa entró en el concurso de acreedores del Córdoba CF SAD, los nuevos propietarios no pueden reembolsar esa cantidad de dinero. Así los indica la Ley Concursal, siendo esta medida irregular por privilegiar a unos acreedores sobre otros.

Los únicos abonados que podrán recuperar su inversión son aquellos que decidieron sacarse el abono a partir de enero de 2020. Infinity ya era propietaria de la entidad califal haciéndose cargo de los movimientos administrativos del club blanquiverde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *