El encuentro finalizó sin goles y con reparto de puntos entre dos equipos necesitados en la parte baja y alta de la tabla respectivamente.

El Málaga CF mostró una vez más el por qué es el equipo menos goleado de La Liga Smartbank. Contra el Rayo Vallecano se consiguió un empate a cero sufrido pero necesario para mantener la categoría. Los malagueños se presentaban sin su pólvora arriba, ni Sadiku ni Adrián González ambos sancionados. Pellicer volvería a confiar en el grosor de su defensa frente a las embestidas de un conjunto defensivo como el madrileño.

Aunque los 15 primeros minutos, el Rayo se encontraba con ocasiones importantes para adelantarse en el marcador. Juankar tuvo que sacar bajo palos un cabezazo de Catena por ejemplo. No sería hasta pasado el 20 de partido cuando los malaguistas se acercaron al área vallecana pero sin demasiado peligro. La primera mitad finalizó plácida para el cuadro andaluz.

La segunda parte tendría el Málaga sus mejores oportunidades. Un balón en largo desde la defensa de Lombán conseguía conectar con la cabeza de Cifu que atacó por el centro de la zaga rival. La pelota se marchó por poco tras una mala salida de Dimitrievski. Los blanquiazules diluyeron a los rayistas en su juego de presión y buen sistema defensivo. Paco Jémez decidió ir con todo a la ofensiva final. Los blanquirojos tuvieron dos clarísimas que solo por milagro y suerte no consiguieron penetrar en la red de la portería malagueña.

Tras ese arreón de los locales, el choque finalizó con reparto de puntos para ambos equipos. El Málaga consigue tener un colchoncito de cuatro puntos sobre la posición de descenso y el Rayo Vallecano desperdicia una buena oportunidad para situarse en las posiciones de play offs a la espera de lo que hiciese el Girona frente al Zaragoza hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *