El mediapunta malagueño había probado otros tratamientos más conservadores que no dieron resultado.

Tras no jugar un partido desde el 8 de marzo, Dani Pacheco ha acabado pasando por el quirófano para tratarse de una talalgia. Dicha lesión le había impedido jugar tras la reanudación de la competición y, tras haberse sometido a un tratamiento para evitar la operación, ha tenido que optar por esto último. El tratamiento anterior, dirigido por el médico del primer equipo, Daniel Rosado, consistía en infiltraciones varias. Incluso se llegó a cortar la bota por atrás, para hacer que el talón «respirara».

El propio jugador reconocía que el dolor, lejos de desaparecer, seguía ahí e incluso iba en aumento. Por lo que finalmente, se puso en manos del doctor Cugat, en Barcelona, para ser operado. El jugador subía un mensaje a redes sociales informando de su decisión y afirmaba que intentará estar de vuelta lo antes posible. «Después de llevar 6 meses con un dolor cada vez mayor en mi talón izquierdo y haber intentado todas las soluciones, hemos decidido que lo único que queda por hacer es pasar por quirófano. Desde el viernes a pensar en estar de vuelta lo antes posible. Todo ha ido fenomenal. Muchas gracias al doctor Cugat y a su equipo. Ya queda un día menos para volver», escribía Pacheco en redes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *