Partido muy serio de los verdiblancos, que ganaron con comodidad al conjunto rojillo.

Tras las derrotas frente a Levante y Villarreal, donde la imagen del Betis, especialmente en defensa, quedó muy tocada, hoy por fin vuelven a reencontrarse con la victoria. La víctima fue el Osasuna, que se vio superado en todo momento por el equipo dirigido por Alexis Trujillo. Además, estos tres puntos ya certifican la permanencia matemáticamente, aunque solo una debacle memorable hubiera puesto en complicaciones a los sevillanos.

A diferencia de partidos anteriores, el cuadro bético se mostró más sólido en defensa y con más efectividad de cara a puerta. El resultado de este buen hacer, un contundente 3 a 0. Goles y portería a cero, algo que hacía tiempo que el Betis no podía celebrar. Mandi y Feddal estuvieron contundentes en el centro de la zaga, mientras que Dani Martín, quien sustituía hoy a Joel, apenas tuvo trabajo.

Desde los primeros instantes, se veía que los verdiblancos habían salido mejor al encuentro. Este hecho apenas tardó en verse reflejado, cuando Guido Rodríguez hacía el primero a la salida de un córner botado por Joaquín. El cuadro navarro no ofrecería respuesta a este primer golpe, con jugadores cometiendo muchos errores y sin poder pisar campo contrario. Los hispalenses estaban cómodos en el partido, teniendo algunas ocasiones que el Sergio Herrera sacaba.

Fue en el minuto 25 de partido, cuando Alfonso Pedraza se lanzaba al ataque tras una recuperación, conectando con Fekir, que entregaría el balón a Borja Iglesias. El gallego tenía oportunidad de remate, pero decidió dejar pasar el balón hacía Joaquín, al que no llegaba el esférico. El balón quedaría muerto en el área, donde el propio Pedraza lo cazaría de nuevo y haría el segundo del partido, el primero en liga para el cordobés.

Arrasate movió el banquillo tras el descanso, dando salida a Estupiñán y Oier. El juego comenzó a volcarse por las bandas y el partido subió el ritmo. Sin embargo, la defensa bética era capaz de parar los ataques rojillos. Trujillo movería ficha después, dando entrada a Aleñá y Carvalho, pausando el partido y controlándolo. En los últimos minutos, sería el propio Aleñá quien hizo el tercero, cerrando la goleada y el partido más fácil que se le recuerda al Betis en mucho tiempo. Ahora, por fin, el Betis puede empezar a centrarse en la próxima temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *