El solitario gol de Hicham hace que los andaluces se pongan un punto por encima del Depor.

Duelo clave el vivido en la Rosaleda, entre dos equipos que se han encontrado luchando por un objetivo que no tenían planeado a principio de temporada. El choque se lo llevó el Málaga, y estos tres puntos suponen un balón de oxígeno para los de Sergio Pellicer, que superan en la tabla al Deportivo de la Coruña, y se alejan del descenso.

El calor con el que se disputó el partido fue aprovechado por los locales, más acostumbrados a él. El equipo malagueño se volcaba a presionar al rival, pero los gallegos resistían bien atrás. Sin apenas inquietar a Dani Giménez, el Málaga fue perdiendo el dominio poco a poco y el Depor igualaba fuerzas. En el último tramo de la primera mitad, Çolak para los deportivistas y Tete para el Málaga, tenían las ocasiones más claras.

Tras salir de vestuarios, Fernando Vázquez realizó un cambio ofensivo, dando entrada a Borja Valle en lugar de Gaku. Su equipo entendió la intención y comenzó a atacar. Pero Pellicer supo leer la jugada, y realizó un triple cambio que desequilibraría la balanza. Luis Muñoz, uno de los cambios, robaba el balón, montando la contra hacía Juanpi. El venezolano conectaba con Hicham, que batió a Giménez para hacer el único tanto del partido.

A los coruñeses no les quedó otra que cambiar su esquema y volcarse sobre el área de Munir. El asedio era continuo, pero el Málaga hizo gala de su buena defensa, por la que es el equipo menos goleado de la categoría. Llegado el minuto 96, el colegiado señalaba el fin del choque y los jugadores del cuadro boquerón respiraron aliviados y ya se ven más cerca de la permanencia en La Liga SmartBank.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *