Otra derrota del equipo bético a pesar del buen partido realizado, en el que la falta de gol lastró al equipo.

El Betis no pudo convertir las buenas sensaciones y el buen juego en victoria en el Metropolitano. El Atlético se impuso con un solitario tanto de Diego Costa, cuando los rojiblancos se encontraban con diez jugadores por la expulsión de Mario Hermoso. Los verdiblancos tuvieron sus ocasiones, pero la falta de acierto les acabaría condenando. Por su parte, el VAR anuló dos goles al equipo del Cholo, uno por mano previa de Llorente y otro por un fuera de juego milimétrico.

En el Metropolitano hoy en juego estaba sólo la clasificación matemática para la Champions del Atleti. El Betis, que ya no se juega nada, tenía como objetivo mantener las buenas sensaciones que hubo frente a Osasuna. Y de paso, serviría para que los jugadores dieran su máximo rendimiento, en un partido al que Pellegrini estaría prestando mucha atención. De estos últimos encuentros dependerá la continuidad de muchos jugadores con el chileno.

Como es habitual en los partidos de los colchoneros, hubo poco reseñable al inicio. Un breve periodo de dominio rojiblanco, pero el Betis luego se haría con el control. Los verdiblancos encontrarían en el carril izquierdo su mejor forma de llegar a la portería de Oblak, con un Trippier que no daba una. El británico fue sustituido en la primera mitad, indispuesto. Al mismo tiempo, se marchaba Andrés Guardado, lesionado. Sin embargo, quien golpeaba primero eran los de Simeone, con un buen remate de Correa. Pero ahí entro el VAR, para anular el gol por una mano anterior en esa misma acción de Marcos Llorente.

El Betis se salvaba en la primera mitad y al descanso todo se iba como empezó. Tras el descanso, Loren tuvo un mano a mano frente a Oblak que acabaría mandando fuera. Morata también tuvo otra ocasión frente al portero y este batiría a Dani Martín. Pero otra vez, el VAR entraría en acción y salvó al Betis. Fuera de juego imperceptible al ojo humano en directo y el gol no subía al marcador. Parecía que todo le salía al Betis, más cuando Hermoso realizaba una fea entrada por detrás a Loren. Roja directa y el Betis se quedaba en superioridad numérica con mucho por delante todavía.

Pero los de Alexis no eran capaces de acertar y, cuando más cerca parecía el gol bético, una falta botada por Carrasco era rematada por Costa, poniendo por delante a los locales. De nuevo, el VAR revisó la acción porque no quedaba muy claro con que había rematado el hispano-brasileño. Pero esta vez no se vio nada punible y el gol valía. Trujillo metió a Joaquín, a Tello, a Borja Iglesias… Toda la artillería estaba sobre el campo, pero nada pasó y los tres puntos se quedaron en Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *