El conjunto gaditano perdió 0 a 1 ante el Fuenlabrada, con un solitario gol de Hugo Fraile.

Con las calles llenas, saltándose cualquier tipo de medida de distanciamiento social, la afición no pudo celebrar todavía el ascenso a Primera. El Fuenlabrada se impuso por 0 a 1 al Cádiz, en un partido muy discreto de los de Cervera, pero que estuvieron muy cerca de empatar. Un empate que les habría servido para el ascenso matemático. Aun así, si el Real Zaragoza no gana hoy su partido, los cadistas serán de Primera.

El Cádiz, consciente de que el empate le servía, salió a dormir el partido, manteniendo la posesión y sin tomar riesgos, mientras el conjunto madrileño tampoco arriesgaba yendo a la presión y esperaba. El primer aviso lo dio Cala en el minuto 12, pero su remate se marchó fuera. Poco más destacable ocurrió en la primera mitad, con el Cádiz dominando el partido y el los de Sandoval esperando una oportunidad que los locales no iban a conceder. Cero riesgos por parte de ambos equipos, que casi firmaban un empate que podía valerles.

El Cádiz estaba a 45 minutos de volver a la élite y su plan de juego seguiría siendo el mismo. Asegurar, evitar riesgos innecesarios y quedarse con un punto que les valía. Sin embargo, el Cádiz salió dormido del túnel de vestuarios. Y en menos de cinco minutos, Cala hacía un penalti absurdo que Hugo Fraile convertía. Y la cosa pudo ir a peor, porque dos minutos después, Álvaro Giménez cometía otro penalti muy claro, que el VAR anuló por fuera de juego previo.

A partir de este punto, todo el control que el Cádiz había impuesto desapareció. El encuentro enloqueció, con los locales sin más remedio que volcarse al ataque. Pero ahora, era el Fuenla quien llevó el partido a su terreno, haciéndolo trabado y lento, dejando que los minutos pasasen. El Cádiz tuvo alguna ocasión muy clara para empatar, pero los tres puntos viajarían a Madrid.

El Fuenlabrada sumó una victoria que les permite seguir soñando en la lucha por el ascenso, en su primera temporada en Segunda. Por el otro lado, el conjunto amarillo tendrá que esperar. Quizá sólo hasta hoy, dependiendo del partido entre Zaragoza y Oviedo. Y si no, el equipo de Cervera solo necesita sacar un punto en las dos últimas jornadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *