Los rojiblancos vencen con goles de Ocampos y En-Nesyri necesitando tres puntos más para lograr su presencia en la Champions League.

El Sevilla FC consiguió la victoria frente al RCD Mallorca en el Ramón Sánchez Pizjuan por 2-0. Los nervionenses debían ganar para seguir en esa cuarta plaza contra un rival que necesitaba los tres puntos para tener opciones de su permanencia en Primera División. Lopetegui sacó un once de control con un centro del campo con Banega, Fernando, Joan Jordán y Óliver Torres para dominar el balón y ganar consistencia en la construcción del juego. Munir ocupaba la posición de nueve acompañado de Lucas Ocampos. La zaga era la titularísima para el técnico vasco junto a Bono.

Los dos conjuntos comenzaron con mucho brío en la presión tras perdida y mordiendo mucho en la salida del balón rival. Los sevillistas se hicieron con el control de la pelota y los baleares esperaban atrás juntando líneas y saliendo a la contra. Por medio de Ocampos hizo daño a la defensa mallorquina que fue incisivo en banda derecha. Los isleños mantuvieron la zaga muy compacta y segura durante la primera mitad. Budimir recibía un pase de Dani Rodríguez hacia el área. El delantero croata recortaba a su marcador y Banega se lanzó a cortar el posible remate desde atrás. Los visitantes reclamaron penalti pero el árbitro mostró la amarilla por simulación. Dos minutos después, el extremo argentino colocó sobre la cabeza de Reguilón un centro medido al segundo palo. El cabezazo se topó con la mano de Pozo y el VAR intervino pera señalar la pena máxima. Ocampos adelantó a su equipo desde los once metros en el 41. El máximo goleador rojiblanco conseguía su decimocuarto tanto en La Liga. Finalizó la primera mitad con Óliver Torres y Cucho Hernández reclamando penalti en ambos casos.

En la segunda parte los de Vicente Moreno el choque se rompió. Bono sacó un remate de cabeza muy justo del Cucho. A la contra el Sevilla intentó matar el partido pero le faltó ocasiones claras para introducir el balón en las redes de nuevo. Los de Nervión volvieron a manejar el control del juego con una recuperación tras pérdida muy alta. Las bandas fueron una vez más la pricipal fuente de peligro en ataque para los andaluces. El partido tuvo poco más. Alguna ocasión con disparos lejanos. En el 83, Bono saca en largo para En-Nesyri que se lleva el balón tras el fallo del defensa mallorquín y que a la salida de Manolo Reina la eleva para hacer el segundo. Los baleares intentaron reaccionar pero sin demasiado éxito. Concluyó el envite con otros tres puntos para los sevillanos.

El Sevilla sigue cuarto con 66 puntos empatado de nuevo con el Atlético de Madrid que es tercero. El Mallorca es decimonoveno con 32 empatado con el Leganés que es decimoséptimo. A la espera de lo que haga el Alavés que marca la salvación con 35. Sumando tres puntos más, los sevillistas consolidarán matemáticamente su presencia en la Champions League la próxima temporada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *