El jugador propiedad del Sevilla ya fue parte de la plantilla nazarí el año pasado, cuando lograron el ascenso.

En las oficinas del Granada ya han empezado a moverse para conseguir refuerzos de cara a la próxima temporada. El nombre que ha salido a la luz es el de Alejandro Pozo, a quien ya conocen muy bien en Los Cármenes. El ahora reconvertido en lateral, propiedad del Sevilla, está actualmente cedido en el Mallorca, donde ha jugado casi todo como titular.

Pozo ya fue parte del equipo granadino la temporada pasada, siendo un miembro del equipo que logró subir a Primera. El cuadro de Diego Martínez intentó la cesión del jugador de nuevo para esta temporada, pero el Sevilla quiso mantenerlo, para probarlo en la máxima categoría. El de Huévar del Aljarafe no tuvo mucha participación y en enero salió cedido al Mallorca. En el equipo balear, se desempeñó tanto de extremo como de lateral y se hizo rápidamente con un hueco en el once titular.

Pozo ha disputado 28 partidos esta temporada entre Sevilla y Mallorca en liga. Ha conseguido un gol y ha repartido cuatro asistencias. Habrá que esperar si el Sevilla se quedará con el jugador para la próxima campaña, pero la presencia de Jesús Navas y Lucas Ocampos en esa banda derecha hace que sea complicado que Pozo se haga un hueco. Por ello, una cesión de un año sería una opción interesante para el Sevilla y el Granada es un equipo en el que otro joven suyo, Carlos Fernández, está triunfando este año. Diego Martínez ya ha mostrado su deseo al club de hacerse con Pozo para el inicio de la 2020/2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *