El máximo accionista gaditano, ahora alejado del club, advierto de que algunos movimientos pueden salir muy caros.

Con el ascenso ya logrado, buena parte de los pensamientos en las oficinas del Cádiz se centran en la próxima temporada. Quique Pina, máximo accionista del club, aunque ahora esté algo apartado de la gestión, analizó la situación del club. Y advirtió que el ascenso puede salir muy caro debido a algunos de los movimientos que se realizaron en el mercado. Pina comentaba que «Este ascenso se ha creado con una base. En el once titular hemos visto siete u ocho jugadores de manera habitual que he traído yo».

Pero también veía un «problemón», ya que el Cádiz tiene 40 jugadores nómina. Esto implica que, con todos los refuerzos que necesitará el club para el próximo año, más de la mitad de los jugadores tendrán que salir. También hablaba sobre algunas cesiones que desembocan en compra obligatoria. «El Cádiz va a gastar 12 millones en cinco cesiones con compras obligatorias», decía Pina. De esos jugadores, sólo Lozano ha sido pieza importante.

Quique Pina llegó al mando del club gaditano junto a Manuel Vizcaíno, pero la relación entre ambos se rompió. Según Pina, por una «traición» de Vizcaíno tras una serie de medidas que quiso tomar en una Junta. Además, los problemas entre ambos también han surgido con respecto a su pasado en el Granada. Aun así, Pina sigue siendo alguien clave en todo lo logrado por los cadistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *