El Cádiz, con el ascenso ya en su mano, tendrá que luchar en la última jornada por el título de Segunda.

Derrota del Cádiz pero que ya poco importa. Con el objetivo logrado, el partido ante el Girona fue tomado como un mero trámite. Y los locales se aprovecharon de ello, ya que el equipo catalán esta en la pelea por el play off de ascenso. Los cadistas empujaron en el tramo final para intentar rascar un punto, pero ya era tarde.

Con un once repleto de novedades, Cervera ya demostraba que este encuentro serviría para que sus hombres importantes recuperasen fuerzas. Incluso, hizo debutar como titular al jugador del Cádiz B, Marc Baró. Otro que estrenó titularidad fue Augusto Fernández. El Girona si que se jugaba más y no se guardó nada. Salió a dominar, ante un Cádiz que esperaba atrás y apenas presionaba de manera muy tímida.

Stuani marcó en el minuto 9, pero el gol fue anulado por fuera de juego de Borja García, que había sido el asistente. Aunque poco a poco los gaditanos fueron bajando el ritmo del partido, la relajación hizo mella y un error en la salida de Fali permitió que Stuani, esta vez sí, hiciera el 1-0. Primer tiro a puerta de los catalanes, que la falta de concentración hizo que fuera letal.

Poco destacable ocurrió a partir de ahí, con un Cádiz que no tuvo ocasiones de mucho peligro y no parecía inquietar a Riesgo. El partido, completamente falto de ritmo y repleto de imprecisiones, se iba al descanso. Tras la reanudación, los amarillos seguían sin ser capaces de entrar al partido. Y la cosa se le pondría aún más cuesta arriba, cuando el canterano Javi Duarte, que acababa de debutar, hacía un penalti por mano. Stuani lo convertía. Doblete del uruguayo y 2-0 en el electrónico.

Cervera intentó dar un impulso a su equipo con los cambios y, aunque se acercaban a la portería local, no generaban peligro. Fue gracias a un penalti de Mojica por un codazo sobre Salvi, que el Cádiz recortaría distancias. Álex Fernández, que entró en el segundo tiempo, fue el encargado de anotarlo. El colombiano además fue expulsado y los cadistas, con uno más, tendrían opciones. Pero Alberto Perea fue expulsado por algún comentario que hizo al colegiado, igualando fuerzas de nuevo. El Cádiz terminó asediando, Álex casi logró el empate, pero la victoria se quedaba en Montilivi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *