El chileno ya está al cargo del equipo bético y ahora tiene la labor de empezar a recomponer la plantilla.

En Heliópolis, ya pueden dejar atrás una temporada desastrosa y empezar a mirar hacía el futuro de la mano del nuevo entrenador. Manuel Pellegrini ya está al mando y, habiendo presenciado el tramo final que ha hecho el equipo verdiblanco, no sería de extrañar que quiera realizar muchos cambios.

Pero el primer paso lo tienen que dar desde la directiva, porque es urgente cerrar ya la contratación del director deportivo. Todavía no hay nada oficial, pero todo apunta a que Antonio Cordón será quien ocupe ese puesto. Y, nada más aterrizar, ya tendrá que ponerse manos a la obra junto con el entrenador chileno. Porque en el Betis no pueden perder un solo segundo.

Con el fracaso que ha supuesto está temporada (decimoquintos en liga con una plantilla para luchar por puestos europeos), toca aprender de los errores. Dejando de lado las sensaciones, que han sido muy malas a lo largo de todo el año, los números son los que confirman la mala campaña. 60 goles encajados, el segundo equipo que más, tan solo superado por el Mallorca, que ha descendido. 41 puntos en toda la temporada, que en otros años podía ser puntuación de descenso. Injustificable.

Algunos jugadores importantes, como Bartra o Canales, reconocían que el equipo no ha estado a la altura y que su objetivo tiene que ser acorde al proyecto que se montó: luchar por Europa. Es el primer paso en una plantilla que, por nombres, debía de haber estado mucho más arriba. Y que se ha visto superada por equipos más humildes como Valladolid o el propio Granada, que ha conseguido billete a Europa League.

Los primeros jugadores en los que tendrán que trabajar Pellegrini y el futuro director deportivo serán Barragán, Pedraza y Aleñá. El primero acaba contrato, mientras que los otros dos acaban sus respectivas cesiones. Ninguno de los tres parece que continuará una temporada más en Heliópolis. Además, estará la situación de jugadores cedidos como Francis o Kaptoum, que regresarán de cesión según lo que haga el Almería.

A partir de ahí, toca empezar a hacer caja y traer refuerzos. Pocos jugadores hay en la plantilla considerados intransferibles (Fekir, Canales, Joaquín y poco más), y en caso de llegar buenas ofertas, cualquiera podría salir. Y luego, toca reforzar zonas que este año han lastrado mucho al equipo. Zonas importantes, ya que la portería, el centro de la defensa y un delantero, podrían ser las prioridades en el mercado de fichajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *