El gaditano firmó un acuerdo de vinculación a la plantilla de los gallegos si mantenían la categoría y el portero portugués no tendrá nada fácil su salida.

El Granada CF planea su próxima temporada en la que disputará en la UEFA Europa League. Su clasificación como séptimo lo posiciona por delante de otros clubes de La Liga. Y esto supone que será difícil hacerse con algunos de sus jugadores. Ese es el caso de su portero, Rui Silva. El postugués sonó en las últimas semanas para Sevilla y Real Betis. Sin embargo, el director general de la entidad granadina, Antonio Fernández Monterrubio , indicó en rueda de prensa que el guardameta solo saldrá del equipo rojiblanco si pagan su cláusula de rescisión de 15 millones de euros. Ninguno de los conjuntos sevillanos piensan en ingresar ese importe a las arcas nazaríes.

Por otro lado, el Celta de Vigo hizo oficial la incorporación en sus filas de Álvaro Vadillo. El extremo gaditano finalizó contrato en junio y firmó un preacuerdo. Ese trato se mantendría en el caso de que los vigueses mantuviesen la categoría. El objetivo de la salvación se cumplió y ya es nuevo futbolista celeste. Diego Martínez habló sobre su exjugador e indicó que será muy querido en tierras gallegas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *