El centrocampista portugués parecía más fuera que dentro del cuadro bético pero las ofertas de los clubes interesados no llegan a las cantidades que piden los béticos.

El Real Betis sabe de la impotancia de las ventas para la confección de una plantilla renovada para Pellegrini. Las arcas béticas necesitan ingresos. Ese motivo llevó a la directiva a situar a William Carvalho en el mercado. En los últimos meses todo parecía indicar que su futuro estaría en Inglaterra. Más concretamente en el Leicester City quien se habó de haber llegado a un acuerdo con el portugués. Sin embargo, la situación del traspaso se complicó con el paso de las semanas por las cantidades que piden los verdiblancos por el pivote como informa El Desmarque.

Carvalho está tasado en unos 30 millones de euros y de hecho aceptarían de buena manera 25 millones. Los foxes rebajaron su oferta a cerca de 20 millones. Esa es la principal razón por la que el acuerdo final no llegó a cerrarse en su momento. Ahora desde Francia cominican de una oferta realizada por el Rennes. El club francés también ofrece una cantidad de dinero muy alejada de los intereses de los heliopolitanos.

El técnico chileno del Betis trató con la cúpula la situación del centrocampista. El entrenador no ve con malos ojos su continuación en el proyecto. Incluso Víctor Camarasa, jugador cedido por los sevillanos en las últimas temporadas a diferentes equipos, es del gusto del míster de las trece barras en sustitución de William en el caso de que saliese.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *