El jugador bético ya estuvo en el conjunto pepinero la temporada pasada, pero con el descenso, tendrá difícil volver a conseguir el préstamo.

Aitor Rubial, uno de los jugadores cedidos que regresa al Betis, no parece que vaya a tener minutos en el equipo de Pellegrini. Es por ello, que se estaría trabajando en una nueva cesión para el catalán y el Leganés estaría interesado. Sin embargo, los verdiblancos prefieren buscarle un destino en Primera División.

Rubial ya estuvo cedido en el Leganés este último año. La cesión incluía una opción de compra de 2,5 millones de euros que el cuadro madrileño no tenía planeado abonar, aun logrando la salvación. Pero, con el descenso, lo tendrán más complicado para fichar al jugador, teniendo que optar por otra cesión para volver a contar con él en Segunda.

Sin embargo, y aunque el jugador no vería con malos ojos jugar otro año en Butarque, el Betis quiere que el jugador siga en un club de La Liga Santander. En Heliópolis descartan la idea de una venta a la baja y por ello, consideran que si el jugador rinde bien en un equipo de Primera, podría sacarse una buena cantidad por el atacante.

Rubial no dispuso de muchas oportunidades al inicio de la temporada, pero la llegada de Aguirre al Lega le abrió un hueco en el once. Ha jugado 25 partidos en liga, 17 como titular, en su mayoría en este tramo final con el mexicano. Además de en su posición natural, la de segundo punta o de interior diestro, ha llegado a jugar de carrilero por la derecha debido a la baja de Rosales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *