Pellicer, Manolo Gaspar y José María Muñoz trabajan en una disminución de los salarios de los futbolistas de la primera plantilla en busca de la estabilidad económica del club.

El Málaga CF tiene tarea este verano. La entidad de la Costa del Sol, además de la confección de una plantilla de cara al próximo curso, debe establecer una estabilidad económica. La LFP ya avisó al club de Martiricos de mantener un límite salarial establecido hace unos meses. La labor es compleja pero clave para la permanencia del Málaga una temporada más para así crecer en algún momento.

Pellicer junto a Manolo Gaspar y José María Muñoz, director deportivo y administrador judicial de los boquerones, están al cargo de este trabajo. La medida con mayor salida es la rebaja del sueldo de algunos jugadores del plantel. Algunos casos como el de Luis Hernández dieron el paso de la renovación con una reducción de su salario. Los jugadores más ligados emocionalmente con los blanquiazules como Adrián González, Juanpi, Juankar o Lombán podrían seguir ese ejemplo.

Los descartes para aligerar la carga de gastos es importante. Futbolistas como Rolón o Cecchini no cuentan en los planes deportivos y es necesario darles una salida. Todo ello se completa con la aplicación de un ERE que lleva activo durante semanas en el equipo malagueño. El propio Al-Thani ya criticó esta acción de sus directivos. El futuro de los malaguistas dependerá de lo bien o lo mal que se haga en esta época veraniega del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *