El presidente y vicepresidente de la entidad verdiblanca repartirán de forma equitativa el poder y la responsabilidad de las acciones de los miembros de la Junta Directiva.

Ángel Haro y José Miguel López Catalán dejarán sus respectivos puestos como consejeros delegados del Real Betis Balompié. Según informó Canal Sur Radio, los dos máximos mandatarios béticos llegaron a este acuerdo en el resto de consejeros en febrero. Este acuerdo se tramitó a falta de la firma en el Registro Civil frenada por el confinamiento del coronavirus. En los próximos días se espera un comunicado oficial del club explicando la resolución de este paso hacia el cambio.

El presidente y vicepresidente mantendrán sus puestos dentro de la cúpula pero no tendrán peso en las decisiones de la Junta de Consejeros. Los delegados tendrán una mayor libertad de decisión repartiendo así el poder de forma equitativa. También la responsabilidad. Una mala gestión económica del Betis propiciaría una respuesta con el patrimonio individual de cada miembro.

Las negociaciones en busca de los sustitutos de Haro y Catalán se llevan a cabo con todos los grandes accionistas interesados en el proyecto. Como indica El Desmarque, la familia mejor colocada en estos momentos es la Galera. Este movimiento viene en busca de la organización de un equipo más justo para los béticos. Durante mucho tiempo, el control de ambos directivos fue criticado. Una situación que varía poco dado que mantendrán sus ocupaciones rechazando su participación dentro de la consejería del club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *