El acuerdo está cada vez más lejos de su firma y los sevillanos no se confían en la economía de los lusos.

El Real Betis cada vez tiene menos confianza por la venta de Zouhair Feddal al Sporting de Portugal hasta llegar a pedir avales bancarios al club comprador. El acuerdo se cerró con un pago de 3,5 millones que serían 2,7 íntegros y 800.000 euros en variables. Los problemas en los reconocimientos médicos provocaron la marcha atrás de los portugueses hasta el punto de no aceptar el trato. El director deportivo de los lusos, Hugo Viana, viajó para zanjar el asunto pero había diferencias entre ambos.

Estadio Deportivo indica que el problema es la base económica del Sporting. Los lisboetas tienen un gran problema económico y los béticos quieren conocer su potencial monetario. Esto último para saber si son capaces de abordar el fichaje del defensa marroquí. También habrían pedido un porcentaje más de derechos sobre una posible venta de William Carvalho.

Esta negociación enquistada supone un parón en la construcción de la nueva plantilla. Sobre todo en la parcela defensiva donde el Betis sufrió demasiado la pasada campaña. La remodelación en la zaga es clave y solo se hará con la venta de sus jugadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *