Los goles de Reguilón y En-Nesyri hicieron valer el tremendo dominio abrumador hispalense en la primera parte ante unos italianos que generaron poco para remontar el encuentro.

El Sevilla FC se impone con claridad a la AS Roma 2-0. 147 días es el tiempo que ha pasado desde la cancelación del partido de octavos de final de la UEFA Europa League. Losde la capital andaluza dieron una auténtica exhibición de juego rápido, presión alta y control defensivo durante los primeros 45 minutos. Los giallorossi tuvieron sus mejores minutos al principio de la segunda parte pero más por tirones que por buen juego.

Lopetegui apostó finalmente por Bono en la portería. Su defensa titular formada por Jesús Navas, Jules Koundé, Diego Carlos y Sergio Reguilón. Fernando en el pivote de forma indiscutible con Éver Banega en la zona de máquinas acompañado por Joan Jordán. El ataque con el inamovible Lucas Ocampos con las sorpresas de En-Nesyri en la punta y Suso por la otra banda. El vasco buscaba con el gaditano y el marroquí los espacios de la zaga romanista.

La primer parte comenzó con mucho brío. Las jugadas eran rápidas y directas buscando las espaldas de la defensa y la velocidad en balones largos. Ocampos probó con un trallazo a Pau López siendo la primera clara del choque. Inicio prometedor de los hispalenses moviendo la pelota de primeras y cambios de juego constantes de banda a banda con Suso y Banega muy activos. Koundé mandó al travesaño un un saque de esquina, la segunda del cuadro de Nervión. La Roma no era capaz de salir de la presión del rival. Reguilón recibió un nuevo cambio de banda del centrocampista argentino que se marchó con potencia de los italianos y batió al portero catalán en el minuto 21. La balanza caía a favor del aplastante dominio sevillista. A la contra, cuando los romanos apretaron arriba, Navas recibió un pase al hueco de Fernando que se le escapó al intentar marcharse del cancerbero exbético. Dzeko controló poco después un centro en el área y el rebote llegaba a Zaniolo cuyo tiro se fue a corner. La Loba asomaba las orejas por primera vez en el encuentro. El Sevilla pasó a buscar los espacios al contraataque con un mayor control de los capitolinos. En una de esas, los sevillanos robaban y el extremo argentino se marchaba en velocidad de Roger Ibañez sirviendo en bandeja el segundo a En-Nesyri en el 43. El primer tiempo concluyó con una clara ventaja para los nervionenses con una exhibición.

La segunda mitad dio inicio con el ímpetu de los italianos. La necesidad de mejorar era para los giallorossi que tuvieron algunas llegadas peligrosas. Ocampos logró rematar de tijera un pase bombeado de su compatriota en el centro del campo que atrapó Pau sin problemas. Mayor equilibrio del envite entre los equipos peninsulares. El delantero bosnio romanista tuvo la más importante para su conjunto a la media vuelta, rozando la cruceta. Koundé remachó un centro a media altura de Munir después de una serie de rebotes en el 73. El árbitro anuló el gol por fuera de juego y el VAR aprobó la decisión del colegiado. Los minutos pasaban y los rojiblancos encontraban sus escasas oportunidades en jugadas de balón parado. Los romanos, cada vez más cansados, desistían en ataque. En el descuento, Banega mandó a los palos una falta tirada con mimo. El defensa francés volvería a tener el tercero de cabeza que López blocó con dificultades. Una revisión del VAR provocó la expulsión de Mancini con el descuento cumplido tras una dura entrada.Concluyó el partido mostrando la versión más madura de los sevillistas esta temporada en la competición.

El Sevilla pasa de fase y espera en cuartos al ganador del duelo entre Wolverhampton y Olympiacos que se disputa a las 21.00 horas de hoy. Los de Lopetegui dieron a conocer esa confianza y carácter que alardeó José Castro en rueda de prensa. Un juego propio de campeón de Europa. El siguiente partidos de los sevillanos será el martes 11 de agosto a las 21.00.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *