Ambos fichajes realizados por Al-Thani aún suman 2,6 millones que el club debe amortizar.

A Manolo Gaspar se le sigue acumulando el trabajo para cuadrar las cuentas del Málaga. A las negociaciones con los pesos pesados de la plantilla para reducir sus salarios y las salidas y llegadas que tendrá que hacer, se le suman los casos de jugadores que tienen que amortizar todavía su fichaje. Todo esto sumado complica el tema de los fichajes, ya que el tope salarial no le permitirá incorporar jugadores hasta que no lo reduzcan.

Los fichajes de Rolón y Cecchini por importantes cantidades de dinero en su momento, todavía se ven reflejados en las cuentas del club. En el caso del primero, el Málaga pagó 3,5 millones a Argentina Juniors. El jugador firmó por cuatro años en 2017, por lo que 875.000 euros de ese fichaje se incluyen en los gastos de este año.

Peor es el caso de Cecchini, que costó 4,77 millones, por lo que 1,73 millones de euros tendrán que ser incluidos en los gastos de este curso. En total, 2,6 millones que Gaspar tendrá como lastre y que complica, si es posible, más la situación económica del club malaguista. Una reconstrucción es necesaria en La Rosaleda, pero la mala gestión de los años anteriores puede acabar saliendo más cara incluso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *