La Unión Futbolística Cordobesa negocia con la SAD de la entidad para la adquisición de las licencias de competitividad en la Segunda B mientras se decide sobre el futuro de la competición.

El Córdoba CF vive una semana clave para su futuro en la campaña 2020/21. La Unión Futbolística Cordobesa (UFC) quiere hacerse con los permisos necesarios para la inscripción del equipo en la Segunda División B. Por su parte, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) reúne a los representantes de las federaciones autonómicas para tomar una decisión sobre la competición.

El Córdoba CF SAD, presidido por Carlos González, se puso en contacto con Javier González Calvo, máximo mandatario de la UFC, el pasado viernes en un inicio de las conversaciones según indica ABC. La sociedad de accionistas posee los derechos políticos y económicos del club. Como se informó en este medio, la SAD presentó los papeles para adquirir la licencia de competitividad a la Federación para la inscripción del Córdoba en la Segunda B. Infinity entiende que son ellos los dueños y, por lo tanto, está en su deber dicha acción.

El grupo de Baréin confía que la institución no otorgue dicho documento. Así, confían en llegar a un acuerdo con Carlos González para traspasar esos derechos a sus integrantes. La fecha límite para conocer la decisión final es el 17 de agosto, último día de la inscripción al torneo.

Por otro lado, la RFEF decidirá junto al resto de federaciones las fechas de inicio de las jornadas. La idea inicial era a comienzos de septiembre. Luis Rubiales y su equipo no descartan dar comienzo a partir en enero de 2021. Esta propuesta se debe al incremento de los brotes de COVID-19 en el país. Algunos futbolistas ya han dado positivo en las pruebas realizadas para la pretemporada. También se hará mención a la llamada Segunda División B Pro para los próximos cursos futbolísticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *