El director deportivo sevillista explicó las posibilidades de los equipos compradores y del potencial económico en este mercado para Diario de Sevilla.

Monchi no se cortó un pelo en su entrevista para el Diario de Sevilla. El de San Fernanado comenzó mostrando su entusiasmo por el nivel de la actual plantilla del Sevilla FC. «La sensación del equipo fue muy positiva. Creo que ha sabido convertir la situación de la semana pasada, una situación dura y dificil, en energía positiva y luego yo creo que ha interpretado perfectamente el plan que el míster tenía en mente. El planteamiento del partido fue muy bueno, con un conocimiento del rival magnífico y sabiendo las virtudes que tenemos para llevar a cabo una ejecución perfecta en los aspectos que él quería».

El gaditano también tuvo palabras para la situación de Nemanja Gudelj y su positivo en COVID-19. «Hemos sabido reaccionar para que el efecto del positivo de Gudelj haya sido el menor tanto a nivel psicológico, de concentración como de aislamiento. Ha sido una prueba más en una temporada muy complicada, muy difícil. Él está totalmente asintomático. Aplicamos un protocolo mucho más estricto del que la Liga hubiera aplicado».

El director deportivo sevillista repasó las posibles ventas del equipo sobre todo las de Diego Carlos y Ocampos. «Saber lo que va a pasar en el futuro normalmente es complicado y en este mercado hay más incertidumbre. No sabemos qué va a pasar dentro de un mes a todos los niveles». Ante la pregunta, el isleño se mostró positivo en la retención de sus futbolistas para la próxima temporada debido a la crisis del coronavirus. «Si vienen ofertas que son increíblemente buenas se estudiarían. Pero en este mercado en el que la incertidumbre económica es muy grande soy más optimista, entre comillas, en cuanto a que se queden. No veo potencial económico para jugadores que han crecido mucho en su valor».

El exportero de Nervión también dio pistas sobre las negociaciones por Ivan Rakitic. La incorporación del croata se antoja difícil en sus palabras. «A día de hoy lo veo difícil, por no decir imposible. Cosas más difíciles se han visto. Pero a cortísimo plazo, o sea, ya, no lo veo. Es tan complicado económicamente que no lo veo, no lo veo. Llevamos la planificación muy en silencio y es la primera vez que estamos planificando compitiendo. Hemos tenido que cambiar un poco la forma de trabajar. Ahora mismo lo que me preocupa es el rendimiento de los jugadores».

La entrevista daba a su fin y se mojó sobre el asunto accionarial en relación con la vuelta de José María del Nido como presidente. «Hay tanto por delante a nivel deportivo que mal haría yo deteniéndome en algo como eso ahora. A día de hoy no me va a cambiar mi mentalidad. Lo veo, lo percibo, pero lo veo un poco todo desde lejos, viendo lo que está pasando, pero interiormente no estoy intranquilo. Entre la posibilidad que hay en la Europa League y el mercado como lo estoy llevando, que lo estoy haciendo de manera muy personal, me abstraigo mucho tiempo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *