El central argentino está en el mercado a menos de 9 millones de euros y el italiano entraría en la operación de Emerson.

El Real Betis Balompié tiene dos operaciones en su agenda muy complicadas a la vez que atractivas. Nicolás Otamendi y Davide Calabria son dos nombres conocidos en el panorama europeo. Ambas operaciones no son nada sencillas y deben ocurrir una serie de factores para que los verdiblancos aborden sus fichajes como explica Estadio Deportivo.

El caso del argentino se ha facilitado en los últimos días. Su club propietario, el Manchester City, lo tasó en el mercado en unos casi 9 millones de euros. Los sky blues tiran a la baja el valor del central en busca de una venta rápida para paliar el gasto de Nathan Aké, fichaje de 45,3 millones. El principal problema de la incorporación del zaguero de 32 años es su ficha. El defensa tiene contrato de dos años con los citizens y un sueldo de cinco millones por temporada. Además, las plazas de futbolistas extracomunitarios en el plantel bético están ocupadas con Diego Laínez, Guido Rodríguez y Emerson Royal.

El italiano es otro panorama distinto. El Milan y su jugador quieren una salida a otro club. Los rossoneris no rebajarán su precio como a Otamendi. Calabria está tasado en 12 millones. Pero los lombardos tienen pensado incorporar al lateral de 23 años en el fichaje de Emerson. El FC Barcelona, propietario del brasileño, pide 32 kilos. Los italianos piensan ofrecer al canterano milanista para que el Betis intervenga en la rebaja del coste de la operación por Royal. La decisión final para abrir las negociaciones está en la postura del Barça con el paulista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *