Lo hizo para ahorrarse los 6 millones de compra obligatoria.

Alfred N´Diaye llegó al Málaga en 2018, procedente del Villarreal, en una cesión conseguida por José Luis Pérez Caminero. En su día, pareció un buen movimiento, ya que era un jugador con experiencia en otros clubes de Primera como el propio submarino amarillo y el Real Betis, pero que su rendimiento había dejado dudas. Una cesión sería una oportunidad de intentar sacar su mejor versión.

Sin embargo, el Málaga ha tenido que declarar los números de la operación y al final resultó salir más cara de lo esperado. El senegalés llegó cedido por dos años, con una opción de compra obligatoria de 6 millones de euros para este verano. Un precio inasumible a día de hoy para los malagueños. Por ello, tuvieron que pagar 1,5 millones para finalizar el préstamo antes de tiempo. Un dinero que también perjudica al tope salarial impuesto.

Ese millón y medio era lo mismo que cobraba el jugador, también un salario inasumible con la situación del club. El verano pasado se negoció con el Villarreal para acabar la cesión, pero no hubo acuerdo entre ambos clubes. Afortunadamente, apareció Al-Shabab saudí, que aceptó hacerse cargo del jugador e incluso le paga 5 millones al año al senegalés. Desde luego, negocio redondo para el jugador pero otro desastre para la lista del Málaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *