El técnico portugués introdujo una alineación con cinco defensas que le faltó fluidez y con poco peligro en las contras.

La UD Almería perdió 1-0 el partido de la ida de la primera eliminatoria de los play offs de ascenso a Primera contra el Girona. Los almerienses dieron una vuelta de tuerca a su once titular con muchos cambios y experimentos en Montilivi. Estas variaciones no surgieron efecto y los indálicos no tuvieron reacción al tanto de Stuani.

José Gomes apostó por una alineación bastante revolucionaria en su primer partido clave, sobre todo en la parte defensiva. Antonio Sivera bajo palos mientras se recupera de su lesión. Tres centrales con David Costas, Nikola Maras y el joven Valentine Ozornwafor. Carril izquierdo para Iván Martos y derecho para Balliu. Doble medio formado por César de la Hoz y Francisco Callejón. La punta de ataque para Lazo y Villalba en los costados y Darwin Núñez como nueve. Sorprendente la aparición del defensa nigeriano, Callejón y Costas. Difícil tarea tendrían para parar al máximo goleador de Segunda, Christian Stuani.

La primera parte comenzó con el control del balón por parte de los catalanes y intentando salir a la contra los andaluces. Un inicio impreciso para los visitantes que no acababan de enlazar los pases en transiciones rápidas. Núñez tuvo una primera ocasión que no enganchó de un centro desde la izquierda al corazón del área. El delantero uruguayo de los rojiblancos recogió un rechace de corner que la defensa despejó por poco. Poco a poco los dos equipos comenzaron a despertar. Borja García descargó hacia atrás y Aday Benítez remató desde lejos, aunque la jugada fue anulada por fuara de juego. El canario muy móvil en la banda izquierda, sin ser detectado por los defensas almerienses. Los indálicos con graves problemas para salir con la pelota desde atrás. El tempo del partido se paró con constantes faltas. Un encuentro muy trabado hasta el momento. Ninguna de las dos escuadras estaban dispuesta a cometer errores en defensa o a exponerse demasiado. Ozornwanfor tuvo que ser atendido por los médicos por un choque de Sivera cuando salió a despejar un centro. El africano volvió al terreno de juego sin más problemas. Samu Sáiz filtró el cuero a la banda derecha, Aday recibió solo, pero el pase a Stuani fue directamente al portero contrario. Otra jugada por la derecha donde Ramalho mandó una asistencia rasa, pero demasiado potente. Ni el delantero charrua ni Borja llegaron al remate. El Almería hacia aguas en defensa, sufriendo mucho en estos momentos finales de estos primeros 45 minutos. Con una última para los gerundenses finalizó la primera mitad. Poco ataque y problemas en la creación desde la zona defensiva para los almerienses.

La segunda parte inició con un disparo lejano de Lazo a los 45 segundos. Una dinámica más ofensiva para advertir a Asier Riesgo que poco trabajo tuvo en la primera mitad. De la Hoz consiguió un rebote en el borde del área para chutar al cuerpo del portero rival. Borja García picó un balón a Samu Sáiz, rompiendo el entramado defensivo, y asistió con un pase sencillo a Stuani que no falló en el minuto 53. En los mejores momentos de los indálicos llegó el tanto local. Gomes no tardó en romper su propuesta de cinco defensas. Petrovic y Vada entraron en el centro del campo por Ozornwafor y Callejón. El delantero gironiste casi llega de cabeza a un balón centrado por Benítez. Los andaluces volvían a estar noqueados y los catalanes, con la posesión a su favor, buscaban un segundo gol. El juego de los visitantes se basó en pases largos sin combinaciones en el medio campo. Un atasco del que no era capaz de salir. Fran Villaba se sentó en el banquillo por José Corpas. El equipo del jeque tenía un cuarto de hora para buscar un gol que les daría alas para afrontar la vuelta con los cambios. Sin embargo, la reacción no se produjo. Ni siquiera con la entrada al césped de Appiah. Sin muchas más acciones destacables, el choque finalizó con la victoria de los gerundenses.

El Almería no encontró soluciones a su atasco y acabó perdiendo la primera parte de esta eliminatoria. El Girona supo controlar el balón y defendió bien durante los 90 minutos, aprovechando sus acciones en el área rival. El próximo partido será en los Juegos del Mediterráneo el domingo 16 a las 19.00 horas. El resultado aún es remontable y todo está abierto para la vuelta en la ciudad almeriense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *