La sociedad presidida por Carlos González también insistio al juzgado de su inscripción en la Federación.

La situación para el Córdoba CF se complica aún más. Las negociaciones de Córdoba CF SAD para traspasar sus derechso sobre el club Unión Futbolística Cordobes están estancadas. Además, la sociedad presidida por Carlos González pretende inscribir al cuadro cordobés en la Segunda División B. Con ese objetivo, la sociedad anónima mandó un burofax a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) pidiendo su inscripción en la Federación, como informa ABC.

El mensaje enviado contiene una petición para habilitar las claves y contraseñas de la plataforma Fénix. Esta página permite el registro de los clubes que compiten en sus respectivas ligas. De forma casi indirecta, González deja entrever su intención de ser la voz cantante en el cojunto blanquiverde para su participación en la B.

La organización también pidió por medio de fax las mismas peticiones al juzgado número 1 de lo mercantil de la capital califal. La carta requiere la inscripción de la SAD por parte del administrador concursal como medida cautelar. Junto con ello, el presidente detalló en el Consejo Superior de Deportes todos los movimientos realizados por parte de su institución.

En este entramado se suma el grupo Minoritarios reclamando una inscripción judicial cautelar para el Córdoba CF SAD. Todo el peso de la decisión final de los cordobeses recae en la Federación. El último día de inscripción para todos los equipos es el lunes 17 de agosto. El tiempo se agota y UFC se encuentra más contra las cuerdas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *