Los almerienses cuajaron un partido mucho mejor que el de la ida pero cayeron contra unos catalanes que merecieron el pase.

La UD Almería da por finalizada su participación en los play offs de ascenso de la 2019/20 con su derrota por 1-2 contra el Girona. El encuentro disputado en los Juegos del Mediterráneo mostró a un equipo local mucho más ofensivo que en la ida. Sin embargo, la experiencia de los catalanes en estos partidos provocó que se mostrasen muy sólidos y resolutivos en los 180 minutos de la eliminatoria.

José Gomes sacó un once mucho más habitual que en el partido de ida. Sivera defendía la portería. Línea defensiva de cuatro con Maras y David Costas de centrales, Balliu en la derecha y Iván Martos en la izquierda. Doble pivote con César de la Hoz y Valentín Vada para tener mejor salida de balón. José Carlos Lazo y José Corpas en las bandas con Juan Muñoz detrás del delantero. Darwin Núñez cerraba la punta de ataque como hombre más adelantado. La necesidad del gol para poder equilibrar de nuevo la eliminatoria dio lugar a una alineación más ofensiva.

La primera parte inició con un disparo lejano de Gerard Gumbau. Antonio Sivera se estiró y despejó el balón, muy ajustado a su palo izquierdo. Justo en ese saque de esquina, Samu Sáiz recogió un rechace fuera del área y anotó así el primero del partido en el minuto 4. El portero almeriense lo tocó pero no fue capaz de sacarlo. La eliminatoria se ponía muy complicada. Los locales tenían que anotar tres tantos para llegar a la final de los play offs. Juan Muñoz respondió con un chut potente que se marchó por encima del arco rival. Los catalanes seguían llegando con peligro. Núñez, en acción individual a la contra, probó a Asier Riesgo. Un duelo muy ofensivo y con poco orden. Justo lo contrario al primer choque de la eliminatoria. Darwin se marcó otra jugada de potencia, marchándose de sus marcadores. José Carlos Lazo llegó desde segunda línea y recogió la asistencia del charrua. El sanluqueño la puso pegada al palo largo de Riesgo consiguiendo el empate en el 25. Poco después, el mismo gaditano golpeó con el empeine una falta lejana. El cancerbero contrario tuvo que reaccionar para impedir el segundo de los indálicos. Otro aviso más de los andaluces que venderían cara su piel. Los gerundenses perdieron ese control tras estas llegadas con peligro de los locales. Alex Granell puso un pase medido y bombeado a Stuani. El uruguayo intenta el sombrero pero Sivera salió valiente y despejó esa finalización. Una serie de faltas duras provocó que las pulsaciones de los jugadores en el campo subiesen. Los 45 primeros minutos concluyeron con tensión. El Almería consiguió el control de la posesión con el paso del tiempo.

La segunda parte tuvo un comienzo muy similar al de la primera. Samu centró con precisión al área pequeña y Borja García remató solo. El portero rojiblanco pudo salvar esa acción tan clara achicando espacios. El Girona tiraba una presión no muy elevada pero efectiva en la salida de los almerienses. Lazo probó con un disparo lejano con rosca que Riego blocó sin problemas. El excanterano del Real Madrid el más peligroso de los indálicos en esa noche. Villalba y Appiah entraban al terreno de juego por Juan Muñoz y Vada. Más pólvora ofensiva en busca de un segundo gol que acerque a los andaluces a la remontada. Núñez y las bandas generaban los ataques para su equipo. En una de las arrancadas del uruguayo, Mojica se lesionó y Valery Fernández fue el sustituto del colombiano. La defensa de los gironistes impedía el acercamiento a su área. Darwin conectó con la cabeza un centro, pero el arquero contrario logró parar la pelota. El Girona apuntilló la eliminatoria en una contra. García picaba un balón al hueco para Samu Sáiz y éste asistía a Stuani que fusiló a placer en el 83. Seguidamente, Granell cabeceó un centro que casi se convierte en el tercero de los visitantes. Los de José Gomes reclamaron con ímpetu un posible penalti por mano pero el árbitro mandó seguir el juego. El Almería se lanzó con todo al ataque, dejando mucho espacio atrás. El colegiado dio el pitido final en el último encuentro del curso para los andaluces sin mucho más ocurrido en los momentos finales del envite.

El primer proyecto de Turki Al-Sheikh concluye con un primer fracaso en su intento por el ascenso. El club del jeque sufrirá cambios a lo largo de las semanas conociendo la ambición del actual dueño del cuadro almeriense. La situación de José Gomes es crítica y se espera un despido en cuestión de días. Los banquillos rojiblancos tendrán nuevo técnico después de los continuos cambios sufridos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *