Los andaluces tienen una única posibilidad en la vuelta para superar el 1-0 del partido de la ida, con necesidad de mejorar en defensa y ataque.

La UD Almería se le pasa hoy su último tren para aspirar al ascenso a La Liga hoy, a las 19.00 horas en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo. Los andaluces cayeron de 1-0 contra el Girona en Montilivi el pasado jueves. Un encuentro marcado por el dominio de los catalanes, siendo más controladores que ofensivos. Aun así, los almerienses a penas inquietaron a Asier Riesgo, con un centro del campo partido y sin conexión.

La mejor noticia para los indálicos es, sin dudas, el resultado, dos goles darían la eliminatoria a los locales. Un tanto de los visitantes obligaría al Almería a marcar tres y no recibir más, una tarea muy complicada. José Gomes apostó por innovar en su once inicial con tres centrales y jugadores poco habituales. La apuesta saló indudablemente mal y los cambios no fueron capaces de modificar la dinámica de los 90 minutos.

El técnico portugués no podrá refugiarse tanto atrás si necesita meter un dos tantos. Una alineación con dos delanteros con un 4-2-2. Sivera en portería acompañado en defensa por Maras y David Costas como centrales, Balliu en la derecha y Martos en la izquierda. Un doble pivote con César de la Hoz y Vada en la sala de máquinas para tener mejor circulación de balón. Bandas con desborde para Appiah y Lazo. En la punta de ataque, Darwin Núñez con Juan Muñoz en busca de, al menos, el tanto del empate.

El proyecto de Turki Al-Sheikh es ambicioso y depende de un hilo, en el filo de la navaja. Una eliminación supondría el despido del míster luso. Y quién sabe, quizás una nueva reorganización de la plantilla. El Girona y los 30 goles de Christian Stuani son la gran roca en el camino del sueño del jeque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *