El conjunto califal se encuentra en un punto muy negativo en las negociaciones del traspaso de los derechos de la sociedad a Infinity.

El Córdoba vive una situación desconcertante en las últimas horas. Hace unas semanas, Unión Futbolística Cordobesa (UFC) tenía muy claro que se produciría un traspaso de los derechos de Córdoba CF SAD. La cuestión era darle el control del club en todos sus ámbitos a Infinity. Empresa poseedora de la unidad productiva de la entidad. Sin embargo, las negociaciones no se han cerrado y todo sigue en el aire. ABC informa de que algunos de los implicados en el asunto ven muy complejo llegar a un acuerdo final. El precio sobre los derechos de la entidad cordobesa está sobre la meso, pero algunos han perdido la confianza que tenían hace pocas semanas. Las dos partes volverán a sentarse en las próximas horas.

El plazo de inscripción para la Segunda División B finalizó ayer a las 23.59 horas. La situación de los blanquiverdes depende de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). El organismo tiene dos propuestas para otorgar el permiso de competitividad en la competición liguera. Por un lado, el de la sociedad anónima, con la firma de Carlos González, enviada por burofax y no por el programa Fénix. La de UFC realizada a través de otra página oficial de la Federación. El problema para González es que no tiene el poder ejecutivo, cargo que recae sobre Francisco Estepa.

Por la forma de actuación de ambas partes, la de Unión Futbolística se adapta más a lo establecido por la máxima institución del fútbol español. Aun así, la última palabra la tiene el equipo de Luis Rubiales. Cualquier situación puede ocurrir en estos momentos. La estrategia de Javier González Calvo, consejero delegado de Infinity, era conseguir la propiedad de la SAD para así proclamarse como dueño institucional del equipo cordobés. Ahora hay dos candidatos a tener el derecho federativo de participación de la B.

A estos problemas se les une la posibilidad de cambio de juez que investigaba la compraventa del Córdoba CF por el grupo de Baréin. La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se reunirá el miércoles 19 para decidir si la propuesta de la Junta de Andalucia, la del juez Fernando Caballero, sustituye a Fuentes Bujalante, titular del Juzgado de lo Mercantil número de 1 de Córdoba.

Calvo manda constantemente mensajes, por las redes, de tranquilidad. Sin embargo, los hechos constatan que, al menos, hay que estar en alerta. El futuro del Córdoba no está ni mucho menos decidido y el proyecto de Infinity muestra sus primeros síntomas de debilidad en los despachos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *