El chileno parece el mejor colocado como la primera posibilidad en la portería bética mientras el portugués se complica por las cifras.

El Real Betis baraja diferentes fórmulas para uno de los puestos más necesitados a reforzar, la portería. Las diferentes opciones sobre la mesa dependerán de la llegada de uno de los guardametas pretendidos, Rui Silva. El portero que más gusta en la entidad hispalense, pero también el más caro. El Granada se remite a la cláusula de rescisión del portugués, unos 15 millones de euros.

Silva parece casi imposible, a no ser que se produzcan salidas importantes que llenen las arcas. La posibilidad más viable para la economía bética es la de Claudio Bravo. Su contrato con su actual equipo finalizó tras la eliminación de la Champions League, fichando gratis. El chileno se despidió del Manchester City hace pocos días y se encuentra en estos momentos en Barcelona, según informa Diario de Sevilla. Su contrato depende de varios flecos, pero su fichajes está cada vez más cercano.

El fichaje del latinoamericano y si llegase el luso supondría la salida de Joel Robles. El madrileño vive un momento complicado. La directiva está dispuesto a venderlo si consiguen a dos nuevos cancerberos. Su bajo rendimiento la pasada temporada lo dejan mal parada esta temporada que entra. Robles será suplente en el caso de que solo llegue Bravo a la capital andaluza.

La decisión segura pase lo que pase es la cesión de Dani Martín. El asturiano es aún joven para la Primera División y necesita minutos para desarrollar su carrera profesional. UD Almería es uno de los clubes que mostraron interés por su préstamo. Lo que está claro es que la portería verdiblanca es uno de los culebrones de este mercado de verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *