El conjunto malagueño espera a la evolución de los contagios del COVID-19 para tomar las decisiones correspondientes de los abonos de la temporada 2020/21.

El Unicaja Málaga frena su campaña de abonados para la temporada 2020/21. El conjunto malagueño no sabe cuál será el rumbo de la renovación de los carnets a menos de un mes del comienzo de la Liga Endesa. El motivo principal del retraso es la situación de los rebrotes del COVID-19. La crecida de infectados y la incertidumbre sobre el comienzo de las ligas nacionales provocan este frenazo en los abonos de la próxima campaña. De hecho, el amistoso programada contra el Real Madrid fue suspendido por el incremento de los casos positivos.

El Unicaja informó de las tres opciones que existían para compensar el 20% del carnet que corresponde con los encuentros disputados a puerta cerrada. Devolución del importe, a modo de cambio en las tiendas oficiales o donación de la cantidad al club a cambio de una serie de privilegios. Pero en ningún caso se añadió nada sobre el siguiente curso y los abonados.

Los equipos que sí comenzaron con su campaña de renovación fueron Joventut, Herbalife Gran Canaria, Baskonia, Fuenlabrada, Movistar Estudiantes, San Pablo Burgos y UCAM Murcia. El resto de la ACB se mantiene al margen con el temor de perder socios. Los malagueños alcanzaron un total de 7.000 abonos esta pasada temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *