Buena actuación de los de Pellicer ante un Primera.

A pesar de la difícil situación que se vive estas semanas en La Rosaleda, la mayoría de los jugadores están demostrando su compromiso. La prueba es la victoria en el estreno del Málaga en pretemporada, ante un equipo de Primera como es el Real Valladolid. Si bien es cierto que el Pucela no estuvo ni mucho menos al tope.

Pellicer salía de inicio con un once completo de canteranos, con su característica defensa de cinco. Aunque su equipo dominaba el esférico, eran los vallisoletanos los que tenían las mejores ocasiones. Óscar Plano fue quien tuvo la ocasión más clara poco antes del descanso, pero su disparo se estrellaba contra el larguero.

En el segundo tiempo, Sergio González cambiaba todo su once, mientras que Pellicer daba entrada a jugadores de la primera plantilla. Uno de los fichajes de los blanquiazules, Orlando Sá, debutaba y en poco tiempo generaba una ocasión de peligro que Hoyos no podía convertir.

Pero poco después, Adrián, el capitán del Málaga, cazaba un rechace que dejaba la defensa blanquivioleta para inaugurar el electrónico. El Valladolid apretó en busca del empate, pero el Málaga hizo gala de su buena defensa para mantener el resultado. Incluso llegó a disponer de alguna ocasión a la contra que no finalizaban bien. Aun así, buen estreno para los malagueños que supone una inyección de moral para la plantilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *