Al ariete no le faltan ofertas para el próximo curso, pero quiere ganarse un hueco en el Sevilla.

Con los jugadores en unas merecidas vacaciones antes del regreso al trabajo en dos semanas, Monchi se ha puesto el mono de trabajo. Aunque el mercado cierra el 4 de octubre, los movimientos más importantes tienen que darse cuanto antes. Y no solo en lo referente a las llegadas, sino también a las posibles salidas.

Uno de los jugadores con una situación complicada es Carlos Fernández. El canterano regresa al Sevilla tras su gran temporada con el Granada. Sin embargo, la posición de delantero está de momento cubierta, con un De Jong revitalizado por su final de Europa League, además de En-Nesiry y Munir, que también podría jugar ahí.

Aun con la competencia existente, Carlos Fernández quiere triunfar en Nervión. Es su prioridad, pero si Lopetegui no lo incluye en sus planes, prefiera una salida a un club en el que le aseguren minutos. El propio Granada querría retenerlo, pero no podría afrontar su fichaje, ya que el Sevilla pediría, por lo menos, 15 kilos.

Otro de los clubes que sonaba era el Levante, en una operación que incluyera a Campaña. Ahora, se han sumado otros dos equipos al interés por delantero de 24 años. Celta y Benfica son los nuevos interesados, siendo los portugueses los mejor colocados. Los lisboetas, que buscan delantero, podrían afrontar el fichaje del atacante, que solo saldría, de momento, con el visto bueno de Lopetegui.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *